¿Os imagináis lo absoluta e irremediablemente aburrido que estaba al que se le ocurrió la idea de dividir y emparejar trozos de diferentes ositos gominola para terminar haciéndoles fotos del resultado de su “terrible cirugía estética”?… Yo si, le entiendo perfectamente porque a veces… uno termina perdiendo la chaveta y haciendo cosas como éstas… claro que, el resultado es divertido y supongo que ya estaréis pensando (no todos, sólo algunos… claro) que la váis a liar parda en cuanto tengáis en vuestras manos un buen puñado de ositos como éstos… ¿a que sí?… No si ya me parecía que podía ocurrir… Además se comen… y están ricos.cirugia estetica ositos gominola-unabuenaidea.es

Compartir: