¡Qué susto se llevan éstas pobre criaturitas! ja ja ja ja ja… ¿Pero cómo no se paran a pensar que esto es del todo imposible? ¡Un velociraptor, nada menos! en un Parking… ¡pero por Dios, qué malo es el miedo! Te nubla la mente 😀

Compartir: